Grindr, la app de citas para la comunidad LGBT en el mundo, estaría exponiendo la ubicación de sus usuarios sin su consentimiento, así lo denunció Queer Europe. Esto ocurre usando aplicaciones de código abierto que están disponibles en GitHub y que cualquiera puede usar.

Al parecer, la vulnerabilidad de Grindr ofrece datos muy certeros de la ubicación geográfica de cualquier usuario, pudiendo además generar un mapa interactivo con tal información para encontrarlo.

¿Cómo funciona?

El proceso que lleva a ubicar a un usuario de la app de citas es sencillo y complejo a la vez.

Las herramientas gratuitas que hacen tal acción se encargan de centrar a una persona entre tres puntos virtuales que se colocan en forma de triángulo y cuando se interceptan esos puntos se obtiene la ubicación de manera casi precisa.

Todo lo anterior lo ejecutan usando la API de la propia Grindr, lo que además podría propiciar encontrar a más de 500 personas en solo instantes pudiendo actualizar cada minuto para ubicar a más y más personas.

Las personas pueden ser encontradas a tan solo 10 metros o menos de la información que arrojó alguna de las aplicaciones encargadas de desvelar su ubicación geográfica. Algo realmente alarmante.

Lo peor de todo es que no importa si un usuario ha preferido ocultar su ubicación, estas apps serán capaces de encontrarlos con el método de triangulación debido al fuerte fallo que presenta la aplicación de citas.

Otros escándalos

Hace algunos meses, Grindr fue noticia a causa de otros fallos importantes que según se realizó sin objetivos comerciales, pero no quedó del todo claro.

Al parecer la app habría filtrado información de usuarios a otras aplicaciones: correo electrónico, ID del smartphone, datos del GPS y hasta si son portadores del virus VIH (incluyendo la fecha de su prueba más reciente).

[Total:0    Promedio:0/5]
css.php