Dadas algunas amenazas que ha experimentado WhatsApp en días recientes, no está demás intentar protegernos dándole un uso “discreto” a la aplicación. Pero también aplicando los consejos de expertos.

Sabemos que hay muchos hackers detrás de nuestros archivos y/o información. El solo hecho de poder abrir un enlace desde esa App nos pone en un riesgo latente. Así que hoy podemos tomar ventaja aplicando métodos de seguridad.

La solución está en tus manos

Por fortuna, existe una manera de disminuir la vulnerabilidad de WhatsApp en tú teléfono o tablet. Y es que, empresas especializadas en ciberseguridad han detectado los tipos de ataques que se han reportado en varios dispositivos hace pocas semanas, que por cierto han sido muchos.

Tal parece que ahora los hackers envían códigos maliciosos de manera remota a través de las llamadas de WhatsApp.

El objetivo de estas personas es ejecutar programas maliciosos de forma “silenciosa”. Pese a que el usuario no responsa, se instalará un spyware para robar datos o hasta para manejar el sistema al antojo de alguien más.

Se descubrió que esta nueva forma de ataque se debe a algunos fallos que presenta una de las versiones de la App de chat.

La consecuencia de ese error es que los hackers pueden “inyectar código” en los teléfonos, código (programa) que claro está, es completamente dañino para el equipo.

Por lo tanto, aunque no seamos personas con altos cargos públicos o creamos que no somos del interés de los hackers, debemos descargar la actualización más reciente para corregir esta vulnerabilidad.

Recordemos que cada actualización, además de introducir novedades, tiene como meta principal corregir bugs. Lógicamente, si no instalamos cada actualización nuestro dispositivo estará en riesgo de experimentar efectos negativos.

Ve a la tienda de Apps y verifica que tu versión de WhatsApp sea la más reciente, es decir, que no aparezca el botón “Actualizar”, si es así, presiónalo de inmediato.

[Total:0    Promedio:0/5]
css.php