Samsung se lleva la gloria como la primera marca en lanzar el primer móvil con pantalla plegable, al que llamó Galaxy Fold.

También consiguió el récord de tener el teléfono más costoso desde 1996, cuando la mayoría de los móviles sobrepasaban los 1000 dólares. El Fold cuesta unos 2000 dólares.

Sin embargo, este hito llagaría a su fin con apenas horas de haber sido alcanzado, pues, Huawei, la compañía china que ha sabido imponerse sobre las demás, ha mostrado con la Mobile World Congress su primer móvil flexible que supera el precio del Samsung Galaxy Fold, se dice que cuesta 2600 dólares.

¿Cómo es el Huawei Mate X?

Para lograr sorprender a los usuarios, el dispositivo no es nada similar al de su competencia. El Huawei Mate X tiene una sola pantalla, que cuando está plegada se apaga la pantalla que queda atrás y solo se mantiene encendida la frontal.

Cuando se despliega, el móvil parece más bien una tablet y se enciende la totalidad de la pantalla.

Tiene un borde lateral más ancho que los demás para poder alojar las cámaras, el flash LED y el sensor de huella. El resto de bordes son muy delgados.

En su interior hay un procesador Kirim 980, una memoria RAM de 8GB, 512GB de almacenamiento interno y cuenta con Android 9 + EMUI 9.0.

Sobre los tamaños de la pantalla, cuando la pantalla está plegada alcanza 6,6” por delante (2.480 x 1.148 px) y 6,38″ por detrás (2.480 x 892 px), cuando está desplegada alcanza 8” (2.480 x 2.200 px).

Sobre el grosor, ocupa 5,5 mm de grosor en su parte fina cuando está desplegado y 11 mm de grosor cuando está plegado.

La diferencia de este y el Galaxy Fold, es que el segundo tiene dos pantallas, en cambio el Mate X tiene solo una.

Además, la evidente diferencia en el precio denota cierta superioridad en el Huawei dada sus prestaciones y características.

[Total:0    Promedio:0/5]
css.php