Las eSIM se están convirtiendo de a poco en la nueva tecnología de telefonía en muchos dispositivos. No solo móviles, a día de hoy ya pueden observarse muchos wereables como los smartwatches de última generación que ya integran la tecnología eSIM.

Es lógico que suceda, pues ya se veía venir un cambio generacional en el que las tradicionales SIM desaparecerían.

¿Qué es una eSIM?

Se trata de una tarjeta SIM ya integrada al dispositivo. Es decir, no se trata de la tarjeta inteligente tradicional desmontable, la eSIM es digital y por ende no requiere ser insertada en ningún tipo de ranura.

¿La novedad de las eSIM es un cambio positivo?

eSIM

Definitivamente sí. La tecnología de estos dispositivos representa en gran medida el espíritu de las tecnologías eficientes.

Si se observan sus ventajas, tanto funcionales como de diseño y sentido ecológico, se puede afirmar que la tecnología eSIM representa un cambio positivo en todo el sentido de la palabra.

Por otra parte, su inclusión en muchos de los dispositivos más nuevos es cada vez más notoria. Esto solo puede indicar que el cambio de la SIM tradicional a la eSIM es un hecho y cada día se irá consolidando hasta abarcarlo todo.

Lo anterior no es de extrañar, ya que además de las características antes mencionadas, las eSIM tienen aún más ventajas.

Algunas ventajas

Las ventajas que aporta el uso de la tecnología digital de estos chips son en su mayoría bastante significativas:

  • Al no requerir ser insertada en una ranura, los dispositivos que las integran cuentan con diseños más resistentes al agua.
  • Se puede cambiar de operador cuántas veces sea necesario sin cambiar tarjetas.
  • Con las eSIM es posible tener múltiples números telefónicos con distintos operadores sin necesidad de poseer tarjetas físicas.
  • Cuentan con la opción de alternar, si el dispositivo es compatible, entre redes 4G y redes 5G.
Recomendado para ti:
Nueva App Para Hacer la Vida más Fácil a Pacientes que Sufren de Demencia