La aplicación llamada Messenger Kids, les permite a los niños enviar mensajes, fotos y video chat con contactos específicos que han sido aprobados por sus padres. Es completamente independiente de las aplicaciones emblemáticas de Facebook y Messenger y cumple con la Ley de privacidad y protección en línea para niños.

Facebook apunta a Messenger Kids a los padres que desean usar Facebook para mantenerse en contacto con niños menores de 13 años que son demasiado pequeños para inscribirse en una cuenta normal en el sitio. La aplicación se lanzará para iPhone de inmediato, pero finalmente llegará a los dispositivos Android y Amazon Fire.

Hay una razón simple por la que Facebook comienza a enfocarse en los niños: Los niños ya usan la tecnología. En un estudio realizado por Facebook y la Asociación Nacional de Padres y Maestros, el 81% de los 1,200 padres estadounidenses encuestados informaron que sus hijos comenzaron a usar aplicaciones de redes sociales entre las edades de ocho y 13 años.

Al iniciar Messenger Kids, los niños verán una pantalla de inicio que muestra los contactos con los que se pueden comunicar y cuando están en línea. Un botón para iniciar la cámara está ubicado hacia la parte superior de la pantalla.

No hay anuncios ni compras integradas en la aplicación y Facebook dice que puede detectar ciertos tipos de contenido abusivo y evitar que aparezca en Messenger Kids.

Como en el caso de la aplicación habitual de Facebook, la cámara en Messenger Kids está cargada de pegatinas y efectos, todos los cuales se han creado específicamente para la aplicación adaptada a los niños y no están disponibles en otros servicios de Facebook.

Esto incluye un efecto que coloca una máscara virtual en la cara del usuario y produce un sonido correspondiente cuando abre la boca.

En este momento, Messenger Kids está diseñado para enviar mensajes y chatear por video, pero Facebook no ha descartado la posibilidad de agregar nuevas funciones a medida que aprende más sobre cómo las personas usan la aplicación.

Cuando los niños chatean con contactos que usan la versión normal de Facebook Messenger, como padres o familiares, sus intercambios aparecerán como un hilo de mensaje normal en la aplicación Messenger para el destinatario.

El razonamiento detrás de esto, dice Facebook, es evitar obligar a los padres y otros parientes a descargar una aplicación adicional. Esa es una desviación del enfoque de Facebook en el pasado, como cuando se requería que los usuarios descargaran la aplicación Messenger por separado en 2014 para enviar mensajes directos en Facebook.

Pero lo más importante es que Facebook le da a los padres control total sobre cómo sus hijos usan la aplicación y con quién se pueden comunicar. Un niño ni siquiera puede crear una cuenta por su cuenta, un padre debe hacerlo por ellos.

Esto, combinado con el hecho de que los padres deben aprobar cada uno de los contactos de sus hijos, debe evitar que aparezcan cuentas falsas en la plataforma, una práctica que se ha convertido en un gran problema para Facebook.

Los niños tampoco pueden eliminar mensajes, por lo que teóricamente si un niño usa un lenguaje inapropiado, no podrían borrar lo que han dicho.

Messenger Kids puede estar completamente separado de las otras aplicaciones de Facebook, pero una gran parte de la administración de los padres ocurre a través de Facebook. El panel de control para Messenger Kids se encuentra en la aplicación principal de Facebook.

Eso significa que cuando un niño informa una conversación que le parece ofensiva o bloquea a un usuario individual en la aplicación (o viceversa), el padre recibe una notificación en Facebook. Para hacerse amigo de otro niño en Messenger Kids, un padre también debe ser amigo de los padres de ese niño en Facebook.

Los padres también pueden eliminar a las personas de la lista de contactos de un niño en cualquier momento. Es un sistema restrictivo, pero que resalta lo difícil que es darle acceso a los niños a las redes sociales y en particular a una aplicación operada por una de las firmas de redes sociales más grandes (y más controvertidas) del mundo.

Los padres también pueden estar preocupados por los mensajes de sus hijos escaneados por Facebook por razones publicitarias, ya que Facebook es una empresa de publicidad en su núcleo, pero Facebook dice que los chats para niños estarán fuera de los límites para tales propósitos.

En total, Messenger Kids podría ser una herramienta útil para que los padres se mantengan en contacto con sus hijos. Pero también es un movimiento potencialmente inteligente para Facebook, que podría hacer que los niños se sientan cómodos con la plataforma para cuando tengan la edad suficiente para una cuenta normal.

Facebook no migrará a los niños a sus aplicaciones “para adultos” cuando los niños lleguen a esa edad, pero es fácil ver que eso suceda por sí solo.

[Total:0    Promedio:0/5]
css.php