En Alemania un ingeniero desarrolló una idea algo innovadora hasta el momento. Se trata de una especie de airbag para smartphones que usa como medio una funda que aparentemente es normal, como cualquier otra pero que en su interior guarda un sistema contra caídas aparatosas.

Philip Frenzel es egresado de la Universidad de Aelen, Alemania y fue el creador de la funda que despliega un mecanismo antichoque cuando detecta que el smartphone que alberga está en caída libre. Para ello cuenta además con censores que cumplen con esa tarea.

Una funda con resortes plegables

Con este aparato, Frenzel espera que muchas personas logren ahorrar mucho dinero en reparaciones cuando su teléfono se cae y dañándose costosas piezas.

La funda que ofrece posee resortes en cada una de sus esquinas, con bordes plegados hacia los biseles del teléfono, a fin de que el dispositivo nunca tenga contacto con el suelo o superficie donde caiga.

Los resortes, que parecen pétalos abiertos. Ellos conseguirán que el teléfono quede a una distancia prudente del piso, por lo que ni siquiera la pantalla quedará en riesgo (al menos en una superficie plana).

Luego de no necesitar de ellos, simplemente se podrán cerrar y guardar en la funda.

Una idea premiada

Philip ha realizado múltiples pruebas respecto a la funcionalidad del accesorio y las posibles situaciones a las que se podría enfrentar, como activarse mientras lo llevamos en la mano, pero hasta ahora no ha sucedido.

Aunque apenas hay un prototipo, solo un accesorio protector existente, el invento de Frenzel logró llevarse un premio en “German Society for Mechatronics”, un evento que reconoce proyectos, sobre todo de estudiantes en Alemania.

El ingeniero espera porque su proyecto goce de la aceptación del público y además sea merecedor de alguna empresa que desee comercializarlo en masa. Al fin y al cabo se trata de la seguridad de smartphones de cualquier marca.

[Total:0    Promedio:0/5]
css.php