Una empresa rusa llamada Caviar ha creado el primer teléfono inteligente con batería infinita. Se trata de un dispositivo que no requiere de energía eléctrica para cargar su batería, sino que ocupa la energía solar para hacerlo.

El problema de los teléfonos de gama media y gama alta es su poco respaldo a la duración de la batería. A menudo las quejas de los usuarios se dirigen a la necesidad de mantener el teléfono conectado a la corriente para poder usarlo.

En vista de este inconveniente, que cada vez es mayor, la empresa rusa ha decidido emular las características del iPhone y el carácter futurista de los automóviles Tesla para encapsularlas en un dispositivo móvil que, si bien está al margen de la “norma”, podría marcar pauta en las próximas creaciones de otras marcas.

Caviar ha propuesto un smartphone con el nombre de iPhone X Tesla, y pretenden perfilarlo como “el iPhone del futuro”. Este teléfono posee amplios paneles solares que cargarán la batería y así poder usarlo por largas horas.

Dos versiones, misma batería infinita

iPhone X Tesla está fabricado con material resistente a golpes. En la parte posterior se encuentran las celdas solares que recibirán la luz de nuestro ‘Astro Rey’. Sobre los paneles se encuentra la cámara del dispositivo y el nombre que lo identifica.

Este dispositivo no es nada económico, de hecho, se convierte en uno de los más costosos del mercado, con un valor de 4,800 dólares. Y se presenta en dos versiones que varían en su recio, una de 64 GB y otra de 256 GB.

Los creadores de este dispositivo futurista han señalado que su invención está inspirada en la genialidad de personalidades como Nikola Tesla, Elon Musk y Steve Jobs, además, aseguran que es un “lujo inteligente”.

Solo queda esperar por la crítica de los expertos, para saber si es un teléfono que literalmente tiene “futuro”.

[Total:1    Promedio:4/5]
css.php