La ciencia avanza a pagos agigantados y aunque mucho de lo que vemos en el mercado hoy día ha sido parte del esfuerzo de científicos e ingenieros durante varios años anteriores, no podemos evitar sorprendernos por ser elementos novedosos en nuestras vidas.

Tal es el caso de los mili-robots, dispositivos que se han venido desarrollando desde hace un buen tiempo, pero que hoy parece una realidad.

En City University, Hong Kong, se ha creado uno de ellos, mismo que está estrechamente vinculado con el sector salud.

Después de varios estudios, se decidió desarrollar un mili-robot con forma de ciempiés, animal que según su desplazamiento y la distancia que pueden recorren en ‘cada paso’, fue el perfecto para este prototipo.

¿Para qué sirve?

El tamaño del robot es de 1:1, con un grosor de 0’15 mm y que contiene patas de 0’65 mm de alto, separadas entre sí por una 0’60mm d distancia. Fue creado en polidimetilsiloxano (PDMS) que es un derivado del silicio.

Su función será la de transportar fármacos u otro tipo de medicina a través del cuerpo, pudiendo funcionar perfectamente entre fluidos como sangre o moco.

Esto, con el fin de llevar medicina a aquellas partes del cuerpo donde normalmente no llega o llega muy poco cuando las ingerimos de forma tradicional.

Para poder mover el robot dentro del cuerpo se usará electromagnetismo que comandará las partículas que estarán en el cuerpo del dispositivo.

Este robot, al igual que un ciempiés verdadero, puede cargar con objetos que tengan hasta 100 veces su propio peso, por lo que no será problemas poder transportar fármacos a donde deba hacerlo. También podrá sortear obstáculos con precisión, sin importar si son hasta 10 veces más grandes que sus patas.

Es entonces como este mili-robot puede logran grandes hitos en la medicina en los próximos años.

[Total:0    Promedio:0/5]
css.php