Si hay algo que se encuentra revolucionando completamente todo el mundo de las criptomonedas y los pagos digitales, esto son las nuevas tecnologías financieras, teniendo a la cabeza de la carrera a Blockchain y Ripple.

Estas innovaciones logran generar procesos que son mucho más rápidos y eficientes, los cuales consiguen facilitar las transacciones económicas.

En este caso Blockchain no solo representa la tecnología implícita de las criptomonedas como Bitcoin o Ethereum, sino que la cadena de bloques cuenta con una infinidad de aplicaciones para un gran número de sectores, comenzando con el sector financiero, donde tiene aplicaciones especiales en el área que corresponde a los medios de pagos digitales.

Siguiendo toda esta idea general, Ripple se encarga de disponer de toda una red de pagos digitales para hacer una serie de transacciones financieras y de una criptomoneda, a la que conocemos con el nombre de Ripple XRP.

La tecnología financiera distribuida que constituye a Ripple nació originalmente en el mes de septiembre del año 2012. Si bien en aquel momento se le conocía con el nombre de OpenCoin, apenas un año después de haber sido fundada cambió su denominación para comenzar a llamarse Ripple Labs, Inc.

Ripple fue creada en primer momento como una red de pagos digitales para hacer una serie de transacciones financieras al instante. Desde el momento en el que surgió a la superficie, Ripple se ha ido especializando en los pagos fronterizos, es decir, los pagos entre distintos países.

Las soluciones que aporta esta criptomoneda se encuentran basadas en Blockchain, lo cual funciona por tanto como una base de datos distribuido. Esto quiere decir que son múltiples bases de datos relacionadas entre sí, lo cual permite que ejecutemos transacciones entre dos o más partes de manera verificable, transparente y sobre todo permanente.

Es de esta manera, que aporta todas las ventajas que se pueden conseguir con Bitcoin. No obstante, lo que hace que se distinga es una de sus características esenciales, la cual es definitivamente la inmediatez.

La red de Ripple se trata de un sistema cerrado en el que las transacciones son confirmadas por los nodos elegidos por la compañía. Es precisamente de este punto de donde viene su diferencia con Bitcoin, una moneda y plataforma que necesita hasta 10 minutos para poder confirmar una transacción.

La criptomoneda de Ripple aprovecha la tecnología de ondulación por medio de un algoritmo de consenso y precisamente de esto es que viene el nombre de la misma, puesto que “ripple” en inglés quiere decir “onda”.

En el empeño de fortalecer la criptomoneda, a mediados del año en curso la compañía tomó la decisión de aumentar toda su descentralización, puesto que antes de este punto disponía de 25 nodos de validación propios, pero la idea actual es la de reemplazar de manera sistemática sus nodos por otros de terceros certificados.

Su criptomoneda se encuentra mayoritariamente en las manos de la propia plataforma Ripple, contando con más de la mitad de la moneda digital.

Características de Ripple

En primer lugar Ripple se caracteriza por sus operaciones al instante con independencia del lugar al que se esté enviando el dinero. Además, es notable que en Ripple no existen problemas de escalabilidad, lo que nos permite realizar hasta 1000 operaciones por segundo.

Por otra parte es bastante importante que notemos la trazabilidad en tiempo real de todos los fondos enviados, sabiendo de manera inmediata dónde ha parado el dinero y quién ha terminado recibiéndolo.

De igual manera ha habido un gran ahorro de costos puesto que en las transacciones fronterizas se pueden evitar los intermediarios y todo un ahorro que esto supone. Además todos los nodos que se encargan de verificar las operaciones son propiedad de Ripple, lo que puede ser un problema con la descentralización.

Diferencias con otras monedas digitales

Por lo general, las criptomonedas se ubican como rivales directas de los bancos, pero Ripple por su parte funciona como un socio perfecto para los mismos puesto que su sistema se encuentra perfectamente diseñado para las entidades financieros y proveedores de pagos a nivel mundial.

Esta tecnología tiene la capacidad de evitar que las transacciones transfronterizas terminen pasando por intermediarios, lo cual hace que de manera habitual se terminen retrasando los pagos.

Es de esta manera que los bancos pueden rebajar los costes operativos para los pagos internacionales. Todo esto sin mencionar que la velocidad de transacción es instantánea, incluyendo una trazabilidad en tiempo real de los fondos de las partes involucradas.

Cuando un cliente de un banco desea hacer un pago a otros países, sin importar la distancia entre ambos o todos los procesos burocráticos de por medio que puedan existir, Ripple se encarga de consultar a ambos bancos por el comisionamiento de la transacción.

Luego de haber hecho esto, se realiza la transferencia con una actualización de los estados de la cuenta de los intervinientes de inmediato. Es así como el pagador y el beneficiario tienen la oportunidad de ver la manera en la que queda la cuenta apenas luego de la transacción.

Algunas de las entidades financieras de renombre con las que colabora Ripple XPR a nivel mundial son:

  • BBVA
  • UBS
  • RBC
  • Bank of America

Actualmente Ripple ocupa el cuarto lugar en cuanto a la capitalización en el mercado de las criptomonedas, teniendo frente a ella únicamente a Bitcoin, Ethereum y Bitcoin Cash.

Actualmente, Bitcoin funciona principalmente como un vehículo de inversión. Mientras tanto, la moneda digital por excelencia se ha encontrado teniendo unos cuantos problemas con la escalabilidad puesto que su tecnología limitaba el número de transacciones por segundo y es de ahí precisamente que nace el Bitcoin Cash.

Pero, por otra parte, tanto Ethereum como Ripple se distinguen por su eficiencia en los pagos y en las transacciones digitales y el desarrollo de estas nuevas monedas digitales que se enfocan más en el pago virtual ha logrado ser notablemente disruptivas en el sector.

Ripple se encuentra ubicada como una de las primeras competidoras en comparación con el resto de los instrumentos de pagos digitales, como es el caso de las transferencias, las tarjetas o el pago con el móvil.

[Total:0    Promedio:0/5]
css.php