Ya los drones no son una novedad. Aunque todavía nos sorprendemos por las imágenes que logran captar, el hecho de que exista un dispositivo que vuele por los aires con una cámara a bordo no es algo que muchos desconozcan, sin embargo, Spry es diferente.

Se trata de un dron que tiene la capacidad de flotar sobre el agua además de sumergirse en ella, es decir, es una especie de dron anfibio.

Un proyecto que encantó a todos

Los creadores de Spry mostraron su proyecto en la web Kickstarter para solicitar ayuda económica. De $US28,000 lograron recaudar cuatro veces esa cifra y más, todo esto tan solo en una hora.

Entre las características más importantes de este “dron sumergible” están que su parte óptica está creada con policarbonato para mejorar la imagen. La cámara puede inclinarse desde el control remoto y minimiza las distorsiones.

Sus hélices tienen dos aspas y la velocidad máxima del dron es de 70 Kph, y puede estar en el aire por solo 17 minutos. Sin embargo, si se usa unas hélices de tres aspas podrá ir mucho más rápido.

Tiene un modo manual en el que se pueden ajustar varias funciones de Spry, como el GPS, nivelación automática y la función de “vuelo sin tripulación”. También posee el modo Acro que aumenta aún más las posibilidades del modo manual.

Fecha de lanzamiento y precio de Spry

Con el dinero recabado se han ido fabricando las partes, que luego serán ensambladas con un diseño que ha sido desarrollado durante dos años.

Spry’s Video, son unos lentes de 5.8 Ghz de resolución que sirven como complemento para mejorar toda la experiencia bajo el agua.

Al parecer, el dron tiene un costo de US$770 si se adquiere en Kickstarter, pero aumentará a casi mil dólares cuando en el último mes del año llegue a mercados más amplios.

[Total:0    Promedio:0/5]
css.php