Facebook se ha vuelto aún más popular desde que se supo que la empresa Cambridge Analytica tomó datos privados de unos 50 millones de usuarios de la plataforma social, mismos que usó para tratar de influenciar a los votantes en las pasadas elecciones presidenciales de Estados Unidos, donde resultó ganador Donald Trump, quien en ese entonces era el candidato que promovía esta app.

Unas dos horas necesitó Mark Zuckerberg para convencer al Congreso de EE.UU cuáles son las políticas, funciones e intenciones de su compañía, aunque incluso antes de su comparecencia había pedido disculpas por el error.

El escándalo todavía tiene tela que cortar

Lo curioso del asunto es que Facebook, al parecer, no ha sido la única red social que ha incurrido en este tipo de situaciones.

En las últimas horas, Twitter empezó a aparecer en los diarios internacionales como otra de las herramientas virtuales que ha vendido datos de sus usuarios a una empresa que se vincula estrechamente con Cambridge Analytica.

Según los creadores de Twitter, la firma de Aleksandr Kogan, llamada GSR, pagó por recopilar tweets de cierta cantidad de usuarios publicados desde 2014 al 2015.

Hasta ahora, esta ha sido la única participación comprobada de Twitter en todo este suceso. Sus responsables han querido destacar que la firma solo vendió información pública, a la que cualquier usuario puede tener acceso desde el propio Twitter si hace una búsqueda profunda. Pero en este caso GSR lo pudo obtener en un día y de forma automática; para eso emitió el pago.

¿Solo datos públicos?

GSR tuvo acceso libre a un año de tweets en 2016, sin embargo, no se han conocido detalles como ¿Qué hizo GSR y Cambridge Analytica con los tweets? O ¿qué harán con ellos a partir de ahora?

No sabemos si con esta nueva información el caso de Facebook y Cambridge Analytica cerrará su ciclo, o si seguirán apareciendo implicaciones de Twitter u otra red social. Lo que sí sabemos es que seguiremos al pendiente para informarles.

[Total:0    Promedio:0/5]
css.php