En ocasiones no contamos con una conexión Wi-Fi a la que podamos conectarnos. Es por eso que tenemos que recurrir a nuestros datos, aunque para algunos usuarios esto podría ser muy costoso.

A continuación, mencionaremos algunas de las cosas que puedes hacer para ahorrar datos sin dejar de usarlos para comunicarte con seres queridos.

Fija un límite de consumo

Con un límite podrás establecer un plan de consumo que te permita dejar de usar los datos justo antes de que se acaben.

Esto puede hacerse fácilmente en Android en el menú de ajustes, si pulsas sobre Uso de datos > Ciclo de facturación > Advertencia de datos, allí podrás colocar el número de MB o GB que quieres que se consuman antes de que te el sistema te envíe una alerta.

También podrías activar la opción que está abajo y que desactivará por completo los datos cuando se alcance el límite fijado.

Descargar archivos solo con Wi-Fi

Es primordial que configures Google Play para que actualice las apps solo cuando tengas una red Wi-Fi conectada.

También puedes modificar estas opciones en WhatsApp, Telegram o cualquier aplicación de chat en la que puedas recibir archivos.

También podrías desactivar las notificaciones en todas las aplicaciones.

Elimina las apps que no usas

Aunque no te des cuenta, muchas de las aplicaciones que has instalado siempre están consumiendo datos y energía.

Si hay algunas que no usas, lo mejor será desinstalarlas para así ahorrar incluso batería.

Activa la reducción o ahorro de datos

Como ultima opción un poco más drástica, aunque menos que simplemente desactivar los datos, puedes decirle a Android que restringa a todas las apps el uso de tus datos para enviar notificaciones y todo lo demás.

En Uso de datos > Reducir datos, verás todas las aplicaciones que tienes instaladas y a las que puedes otorgar el permiso de usar los datos aunque la opción de Reducir datos esté activada.

Por ejemplo, bien podrías activar la reducción e indicar que WhatsApp siga usando datos.

[Total:0    Promedio:0/5]
css.php