El cambio de las preferencias de los clientes, el aumento de la movilidad, la regulación más estricta y el cambio tecnológico están cambiando la industria de la impresión. Como tal, 2018 fue un año de fortunas mixtas para los fabricantes globales.

La industria de la impresión ha crecido y evolucionado durante los últimos años con marcas consolidadas como líderes en el mercado y cuyos productos se amplían a pasos agigantados pudiendo incluso comprar sus cartuchos en sitios como en mrcartucho donde encontrarás cartuchos y tonners de impresoras de diferentes modelos.

La consolidación del mercado ha visto a HP, Xerox y Lexmark reformar y reenfocarse en su negocio de impresión tradicional, mientras que los proveedores como Konica Minolta, Ricoh y Sharp continúan expandiendo sus capacidades de servicios de TI.

Una cosa que todos los proveedores tienen en común, sin embargo, es una estrategia centrada en impulsar la relevancia de la tecnología de impresión y los servicios en el “lugar de trabajo futuro”.

¿Cuáles son las tendencias que ofrecen a los fabricantes la mejor oportunidad de ver cómo sus estrategias se realizan con éxito en 2019?

En una industria donde el modelo ha cambiado poco a lo largo de varias décadas, los fabricantes de impresión enfrentan un difícil equilibrio y deben hacer movimientos estratégicos ahora para explotar las siguientes tendencias que serán clave para el éxito en 2019:

1 – El auge de las impresoras multifunción (MFP) ayudará a los proveedores a captar más mentalidad entre las pymes

Los dispositivos multifunción inteligentes brindarán más oportunidades para ayudar a las PYMES a mejorar la productividad y la eficiencia, dando paso a mejoras que beneficiarán tanto a los fabricantes como a los usuarios finales.

Estos se relacionan no solo con las características proactivas del servicio, como la predicción de fallas y la reducción de la frecuencia de los tiempos de inactividad no programados, sino también con las aplicaciones integradas de flujo de trabajo que pueden simplificar el paso de los procesos digitales a los basados ​​en papel.

2 – Los principales jugadores se verán obligados a profundizar las competencias de software

Los fabricantes de impresión deben aprender de otros proveedores de tecnología, que se centran en diferenciarse a través de la innovación de software y la velocidad de comercialización en lugar de solo hardware.

Con la innovación y el valor del producto cada vez más definidos por el software, los fabricantes deben alinear sus habilidades y procesos para abordar nuevos desafíos como la ciberseguridad y la privacidad de los datos, al mismo tiempo que desarrollan nuevas capacidades en áreas como el flujo de trabajo digital y la realidad aumentada (AR) para la impresión.

3 – Surgirán nuevas asociaciones tecnológicas

A medida que las impresoras en red y las impresoras multifunción se convierten cada vez más en parte del mundo conectado, los fabricantes de impresión no tendrán más remedio que participar en los ecosistemas de movilidad.

Espera ver a algunos proveedores de impresión líderes comenzando a aprovechar un ecosistema de socios más amplio y diverso para asegurar tecnologías innovadoras para productos, modelos de negocios y canales de venta.

Konica Minolta ya ha dado pasos en esta dirección al asociarse con Hewlett Packard Enterprise y otros proveedores de tecnología para su plataforma Workplace Hub Pro.

4 – El análisis predictivo llegará a la vanguardia

Big data no es nada nuevo en la industria de la impresión: los fabricantes, los socios de canal y los ISV han usado durante mucho tiempo los datos para respaldar el servicio proactivo y el mantenimiento para impulsar la eficiencia de los clientes.

Sin embargo, esto es sólo la punta del iceberg. Los proveedores líderes podrían comenzar a aplicar mejor el análisis predictivo, utilizando una gama de técnicas que incluyen minería de datos, modelado e inteligencia artificial, a sus productos y servicios.

5 – Los modelos de aprendizaje automático para la ciberseguridad surgirán como un nuevo diferenciador

Los proveedores líderes comenzarán a invertir más en aprendizaje automático para proteger mejor los dispositivos de impresión. A medida que las impresoras se conectan más, también se vuelven más vulnerables a los ataques cibernéticos.

Proteger el entorno de impresión de hoy es un reto debido a su complejidad, que conduce a una superficie de ataque más amplia y al uso de tecnologías heredadas y obsoletas inseguras.

Hoy en día, la defensa clave contra los ataques es la autenticación y la detección de intrusiones. Sin embargo, estas no son una panacea para la seguridad de impresión: la detección de intrusiones basada en reglas no detectará todas las amenazas emergentes, por ejemplo.

El riesgo se puede mitigar mediante algoritmos de aprendizaje automático y detección de anomalías, que permiten detectar amenazas en tiempo real. Entre los primeros usuarios, algunas capacidades relevantes para la seguridad de impresión deberían comenzar a aparecer este año.

En un entorno tecnológico en rápida evolución, los principales actores de la industria de la impresión deben ser ágiles si desean navegar con éxito los próximos años.

En una industria tradicional caracterizada por largos ciclos de productos y profundas inversiones de capital, la colaboración con empresas de alta tecnología será esencial para impulsar la innovación.

Si los proveedores líderes en el mercado pueden ganar velocidad aprovechando las tendencias anteriores, 2019 promete ser un año emocionante para la industria de la impresión y su continuo viaje hacia la reinvención.

[Total:0    Promedio:0/5]
css.php