Hace tan solo un par de décadas o poco más, cuando Internet no era aún una realidad generalizada, las parejas que se encontraban a distancias no tenían más medio que la correspondencia a través de cartas o el teléfono para poder comunicarse.

Pero desde entonces hasta ahora, han surgido servicios de videollamada y de mensajería instantánea que dan la posibilidad de mantener una conversación cercana y fluida en cualquier momento. Por otro lado, las tarifas móviles actuales tienen precios asequibles, que permiten hacer uso de este dispositivo para estar en contacto con la pareja el tiempo que se desee.

Connections Lab, el laboratorio que busca cómo acercarte a tus seres queridos que viven lejos de ti

A pesar del avance de la tecnología, son muchas las parejas que siguen resintiéndose por la distancia que las separa. Razón por la cual, en 2010 el investigador Carman Neustaedter, un experto en interacción persona-ordenador (IPO) creó Connections Lab, un grupo de investigación cuyo trabajo consiste en diseñar tecnologías que conectan a las personas mediante el tiempo y la distancia.

En palabras de Neustaedter: “Casi todo el mundo tiene una persona a la que quiere, sea un miembro de la familia o un amigo, que vive lejos. Y como parte de esto, lo habitual es que la gente busque maneras de conectar con esos seres queridos”. A lo que añade: “Las tecnologías actuales hacen parte del trabajo, pero todavía no consiguen sensaciones tan buenas como lo es estar con alguien en persona. Y aunque puede que nunca alcancemos esa meta, nuestro trabajo intenta expandir los límites de la tecnología para estar lo más cerca posible de ese objetivo”.

El laboratorio de este investigador forma parte de la Escuela de Artes y Tecnologías Interactivas de la Universidad de Columbia Británica, en Canadá. Allí, tanto Neustaedter como un equipo de posgraduados trabajan sin cesar para desarrollar dispositivos y aplicaciones que permitan a parejas, familiares y amigos que están en la distancia entrar en contacto, para que puedan sentirse más cerca.

Sus creaciones van desde guantes para que las personas sientan el cariño de sus seres queridos, hasta aplicaciones para compartir la actividad que otra persona está realizando allá donde esté. Todos estos dispositivos constituyen el futuro de las relaciones en la distancia.

¿Qué significa la vida compartida virtualmente?

Lillian Yang se unió a este laboratorio con la idea de ampliar sus conocimientos acerca de la interacción entre las personas y los ordenadores. Es por ello que ha centrado su labor en estudiar la vida compartida virtualmente.

Respecto a esto, Yang declaró que: “La idea de la vida compartida virtualmente consiste en usar la tecnología para crear la sensación de que la persona amada y tú estáis juntos en casa”. Señala también que: “Cuando las parejas usan Skype, por ejemplo, a veces lo dejan enchufado largos periodos de tiempo, incluso si no están sentados delante del ordenador hablando el uno con el otro”. Es así que estas personas pueden sentir la presencia de alguien que está en la distancia, aunque estén realizando otras actividades.

[Total:0    Promedio:0/5]
css.php