Páginas de destino. Son una parte esencial de cualquier buena campaña de marketing. Impulsan las conversiones, aumentan las ventas y fomentan las inscripciones. Desafortunadamente, son ligeramente mal entendidas y rara vez optimizadas a su capacidad total.

En esta ocasión te mostraremos una serie de tips que te ayudarán a tener landing pages más eficientes y con un mayor nivel de conversión.

Elegir la URL

Es posible que no prestes mucha atención al revoltijo de palabras o letras en la dirección del sitio web. Sin embargo, tiene más impacto de lo que piensas.

En primer lugar, una buena URL es esencial para fines de SEO. Te permite introducir las palabras clave correctas y ayudar a Google a encontrar tu sitio.

Pero en una landing page, juegan un papel aún más importante. Sugiero usar su URL para reforzar tu llamado a la acción. Supongamos que estás utilizando tu página de destino para promocionar tu nueva app. En ese caso, un buen ejemplo de url serìa:

www.midominio.com/descargar-app

Es un empujón simple e inconsciente para tu visitante. Mantén siempre la URL corta, específica y clara.

Establece una meta clara

Las mejores landing pages son específicas. Recuerda, este no es el lugar para ofrecer múltiples promociones. La página de destino está diseñada para un solo propósito.

¿Cuál es tu único objetivo? ¿Hacer que la gente se registre en tu lista de correo? ¿Descargar tu nueva aplicación? ¿O vender un nuevo producto? Elije uno y concéntrate en ello claramente.

Si tienes un objetivo y un diseño claro, te será mucho más fácil medir el cumplimiento de la meta para la que creaste dicha página, incluso podrías usar un software para generar landing pages que te permita ahorrar tiempo y tener un mayor seguimiento.

Elimina todo lo que distraiga de este objetivo

Los diseñadores web a menudo dicen que el 90% de su trabajo es recortar cosas. Una vez que hayas diseñado tu landing, piensa en todas las distracciones de las que puedes deshacerte.

Las páginas de destino más simples y simplificadas suelen contener sólo cuatro elementos de diseño: Un título, un explicador, un llamado a la acción y una imagen. ¿Qué más necesitas?

Asegúrate de que no haya otros puntos de salida

En una página web tradicional siempre tiene muchos enlaces para ayudar a los visitantes a explorar tu sitio web. Pero, cuando se trata de tu landing page, solo debería tener un enlace: El llamado a la acción.

No debe haber puntos de salida para distraer a tus visitantes o llevarlos a otro lugar. No tener enlaces externos en una página parece bastante contradictorio, pero es la mejor manera de convertir a tus clientes.

Si no pueden hacer clic para ir a otra parte del sitio, es mucho más probable que hagan clic en tu llamado a la acción.

Un poderoso llamado a la acción

Tu llamado a la acción es la parte más importante. Es el botón “comprar” o el botón “registrarse”. Lograr que tu visitante haga clic en este botón es el objetivo final.

Considera el color y el diseño también. Los mejores colores son amarillo, naranja y verde. ¿Por qué? Porque crean un contraste claro y se destacan.

Convertir en un clic

Las mejores landing pages tienen un proceso simple para convertir clientes. Idealmente, deseas convertir personas con solo un clic.

Por ejemplo, puedes tener un formulario de registro. Cuando un cliente completa su información, trata de no incluir un segundo o tercer paso.

Hacer clic en ese llamado a la acción debería ser el final del intercambio. Cada paso adicional que se necesita para completar el proceso, pierde las conversiones.

Métete en la cabeza de tu audiencia

Una vez que tu visitante llega a tu landing page, tienes unos segundos para convencerlos de que den el siguiente paso. ¡Una forma de hacerlo es meterse en su cabeza!

Intenta crear una página de destino que se conecte con ellos de inmediato. Aprovecha sus emociones, particularmente sus sueños y ambiciones.

Cualquier cosa que aproveche las respuestas emocionales de alguien se les va a meter en la cabeza y, con suerte, los convencerá de que hagan un clic más.

Usa ofertas y descuentos

Todos aman una buena oferta o descuento y suelen ser muy efectivos a la hora de captar leads. Podría ser justo lo que necesitas para convencer a alguien de que se registre o compre tu producto.

Si posees una tienda en línea, puedes usar tu landing page para promocionar la venta de un artículo en particular. O úsalo para agrupar elementos similares en una sola oferta. Un descuento o venta aumenta la probabilidad de que un visitante pasivo realice la compra.

Existen otros detalles que podrías probar cuando creas una landing page como incluir prueba social, agregar botones para compartir en redes sociales y no olvides tener siempre presente que pueda conservar la funcionalidad desde cualquier dispositivo que usen los usuarios.

Las páginas de destino son una de las mejores formas de aumentar tus conversiones y aumentar enormemente tus ventas y suscripciones. Lamentablemente, si no las optimizas correctamente, podrías desperdiciar mucho dinero.

[Total:0    Promedio:0/5]
css.php