Encontrar nuevas formas de hacer pruebas A/B en tus campañas de marketing por correo electrónico puede ser difícil. Si bien ciertos aspectos se destacan de forma natural como líneas de asunto, plantillas, etc., inevitablemente llega un punto en el que puedes preguntarte: “¿qué sigue?”.

Es por eso que quiero compartir algunas ideas de prueba que me han funcionado en el pasado cuando buscaba formas adicionales de mejorar mis campañas de newsletter.

Por segmentos

Cuanto más comprendas a tu audiencia, más podrás proporcionarles contenido valioso. Pero ningún destinatario es el mismo, por lo que segmentar Tsu lista de correo electrónico ayudará a mantener altas las tasas de interacción.

Por ejemplo, ¿cómo reaccionan tus suscriptores en los últimos 30 días a tu correo electrónico frente a aquellos que no abrieron en ese mismo periodo, pero lo hicieron en 60 días? Envía el mismo correo electrónico a ambos grupos para ver si hay información que puedas usar en tus futuros envíos.

Puedes ver si responden abriendo o haciendo clic a una velocidad diferente. Al probar esto, puedes ver qué correo electrónico resuena mejor con qué grupo e, idealmente, comenzar a restringir o personalizar tu mensaje y copiarlo en diferentes segmentos dentro de tu lista de emails.

Hora del día

Realiza test A/B con la hora del día en que envías tus correos electrónicos, así como el día de la semana. Dado el contenido de tu email y los rasgos de las personas en tu lista, el rendimiento de los correos en diferentes días a menudo no será el mismo.

Personalización

La personalización siempre será un factor importante para una exitosa campaña de email marketing y es un gran elemento para realizar pruebas.

¿Qué información tienes sobre tus suscriptores y su actividad con tu marca o negocio? Cuantos más datos tengas sobre los destinatarios de tus campañas, más oportunidades tendrás de personalizar los correos electrónicos que envíes.

Intenta y piensa en nuevas formas de incluir esa información a medida que creas tus correos electrónicos y luego prueba el impacto. Por ejemplo, ¿una línea de asunto que incluya el nombre de alguien dará como resultado una tasa de apertura más alta?

¿O qué tal incluir un nombre de marca en la línea de asunto que compraron recientemente frente a una opción genérica? Prueba nuevas formas de incluir la personalización en mails y mide los resultados.

Reenvíos

Esta última idea es un poco diferente y puede no ser adecuada para cada situación, pero reenviar tu correo electrónico puede ser efectivo en algunas situaciones.

Aunque no es una verdadera prueba A/B, al volver a intentarlo, puedes ver qué valor incremental puedes lograr, junto con el precio que debes pagar por volver a enviar correos electrónicos a los usuarios.

Los reenvíos son una gran táctica que se usa a menudo en torno al correo electrónico promocional de marketing y se combinan bien con un sentido de urgencia.

Si tienes algo bueno que compartir, un correo electrónico de seguimiento podría ser una forma sólida de manejar tus KPI, pero solo querrás asegurarte de que los pros superen a los contras.

[Total:0    Promedio:0/5]
css.php