Probablemente hayas rayado o dejado caer tu teléfono al menos una vez. Y aunque un error no suele condenar a tu dispositivo, sabemos que a menudo solo se necesita un descuido para arruinar tu día (y tu teléfono).

A pesar de que la garantía extendida sonaba elegante cuando la agregaste por primera vez a tu plan telefónico, te sorprendería lo que algunos de ellos no cubrirán.

Si bien los accesorios del teléfono, como las fundas y los protectores de pantalla, pueden protegerlo de una caída, no lo protegerán contra robos y daños por agua, entre otros.

Ahí es donde entra el seguro telefónico. Es importante explorar tus opciones cuando se trata de proteger el dispositivo que puede ser mucho más que un simple teléfono para ti.

Aquí hay 4 razones por las que invertir en un plan de seguro para tu teléfono es una de las mejores opciones que puedes considerar.

1. Protección para tu teléfono en cualquier momento

Todos hemos recibido el discurso de venta cuando adquirimos nuestros teléfonos. Muchos proveedores de servicios requieren que los clientes nuevos agreguen un seguro para la activación o renovación del plan.

El problema es que algunas veces por ahorrar dinero ponemos en riesgo nuestros móviles y podemos perderlos o nos lo pueden robar. Afortunadamente existen apps como SeekDroi que funcionan muy bien en caso de robo o pérdida de tu dispositivo.

Si deseas saber más sobre este punto puedes encontrar más información en https://comorastrearuncelular.net/encontrar-mi-telefono/ y así obtendrás protección para casi cualquier teléfono, independientemente de cuándo lo hayas comprado.

2. La cobertura es realmente asequible

El seguro para tu móvil puede costar entre $ 5 y $ 11 por mes, dependiendo de tu proveedor de servicios, el nivel de cobertura, el deducible que elijas, tu teléfono y más.

La mayoría de los deducibles del seguro telefónico varían entre $ 50 y $ 200 si necesitas realizar un reclamo, dependiendo del costo de reemplazo de tu teléfono y otros factores. Pero cuando consideras el hecho de que un teléfono inteligente promedio cuesta más de $ 400 a precio de venta total para reemplazarlo, puede tener sentido invertir en una cobertura económica.

3. Un seguro cubre cosas que tu garantía no cubre

La mayoría de los smartphones vienen con una garantía del fabricante de 2 años en estos días, lo que evita que los costos por fallas mecánicas y defectos de software salgan de tu bolsillo.

Pero el seguro telefónico cubre tu teléfono inteligente para todo lo que hace tu garantía, además de daños, robos y pérdidas (incluso después de que caduque la garantía del fabricante). Aproximadamente 1 de cada 4 personas es robado cada año y un sin número de daños más causados a su teléfono.

Tener la cobertura adecuada puede ser un verdadero salvavidas si algo sucede y necesitas reemplazar tu móvil sin pagar un brazo y una pierna.

4. Presentar un reclamo es muy fácil

Hacer un reclamo en el seguro de tu teléfono es tan simple como conectarte en línea o hacer una llamada a tu compañía de seguros y proporcionarles algunos detalles sobre tu dispositivo y el incidente relacionado con el reclamo. Procesar tu reclamo puede tomar solo unos minutos.

Una vez que se aprueba tu reclamo telefónico, generalmente puedes obtener un teléfono de reemplazo en menos de 2 días con envío expedito. Algunos proveedores de seguros incluso permiten recogerlo en la tienda en ubicaciones designadas, por lo que puede estar en funcionamiento de nuevo en muy poco tiempo.

Comprar una póliza para tu teléfono

Si después de sopesar los pros y los contras, decides que el seguro de tu teléfono celular vale la pena, ¡Comprar una póliza es la parte fácil! Puedes obtener un presupuesto de seguro telefónico gratuito a través de una llamada o un email para obtener una cobertura confiable que ayude a proteger tu dispositivo.

[Total:0    Promedio:0/5]
css.php