Google ha sorprendido a la opinión pública por una de sus nuevas adquisiciones. No se trata de una aplicación o una empresa de desarrollo, sino de un sistema operativo móvil muy similar a su mejor apuesta desde hace algunos años: Android.

KaiOS es el nombre del sistema operativo que Google compró a una empresa desde China, el cual tuvo un costo de no menos de 22 millones de dólares, cifra que pudiera interpretarse como una inversión con miras al futuro.

Pero, ¿qué sabemos de KaiOS?

Aunque su nombre denote otra cosa, este sistema operativo es de código abierto. Está basado en Firefox OS, eso significa que también lo está en Linux. Algo que comparte con Android.

Para muchos el nombre de KaiOS es algo totalmente nuevo, pero la verdad es que desde hace algún tiempo ha estado presente en el mercado, como en el Nokia 8110 y en modelos Alcatel, también de gama baja, sin embargo, es capaz de ejecutar aplicaciones de gran demanda como WhatsApp.

Hasta ahora, en todo el mundo, al menos 40 millones de teléfonos poseen KaiOS como sistema operativo.

El interés de Google por este sistema cuando ya cuenta con Android, en definitiva, el sistema operativo número uno del mercado, es quizás para promover algunos dispositivos de gama baja/media que no puedan soportar Android Oreo o superior y que si puedan usar KaiOS, que si bien está basado en Firefox OS, al menos ha sabido mantenerse activo.

Además, una de las grandes ventajas de KaiOS respecto a Android es que permite mantener ‘viva’ la batería de los smartphones que lo contienen hasta dos semanas. Algo que sin duda llama la atención de cualquier usuario.

No sabemos cuál será el destino de KaiOS, si se mantendrá tal cual es o si lo modificarán.

Lo cierto es que esta compra genera muchas interrogantes sobre si Google ha comprado la próxima competencia para su propio sistema operativo móvil.

[Total:0    Promedio:0/5]
css.php