Llevamos décadas haciendo cola. Ya sea de forma literal, en una carnicería o a la entrada de un cine, o de manera figurada, esperando a que un camarero nos tome nota en un restaurante.

El aumento de la población y de las necesidades humanas nos han obligado a organizarnos para que a todos nos toque nuestro turno en algún momento. Pero las formas tradicionales han cambiado y es hora de adaptarse.

¿Qué son los avisadores de clientes?

No todo el mundo sabe que son los avisadores de clientes, también llamados botones inalámbricos, pese a que suponen una revolución para una gran cantidad de negocios.

Son el siguiente paso en comodidad y facilidad de gestión de la clientela. Con una pequeña inversión que supondrá una mejora sustancial tanto para los clientes como para los empleados.

Los avisadores de clientes funcionan de manera muy sencilla:

  1. El personal del establecimiento le da al cliente el avisador. Así, el cliente puede ponerse cómodo o salir del establecimiento mientras espera, evitando que se aburra.
  2.  El camarero llama al cliente pulsando el número de avisador en una base transmisora.
  3. El cliente recibe una vibración/sonido/iluminación en el avisador que le indica que debe acudir, ya que su mesa/pedido está lista.

¿Qué tipos de avisadores de clientes existen?

Existen diferentes avisadores con utilidades distintas según el uso que queramos darles. Concretamente, en la hostelería disponemos de tres tipos: de mesa, de cocina y de clientes.

Cada emprendedor puede elegir si utilizar uno o varios al mismo tiempo, siempre con base en sus aspiraciones.

  • El de mesa consiste en un comunicador inalámbrico situado en cada una de las mesas que los clientes pueden pulsar para pedir la cuenta o para hacer una comanda. El aviso le llega al camarero a una pulsera o a un aparato específico.
  • El de cocina funciona exactamente igual, solo que el pulsador está en la cocina, y los cocineros los usarán para avisar a los camareros de que la comanda está lista para que la lleven a la mesa.
  • Por último, el de clientes es el más innovador. Consiste en un dispositivo portátil que los clientes pueden llevar incluso fuera del establecimiento para ser avisados cuando su pedido/comanda esté listo, lo que permite más comodidad y libertad sin dificultades innecesarias.
Recomendado para ti:
La Evolución de la Tecnología del Aire Acondicionado y Frío Industrial

Aunque están pensados para la hostelería, los tres pueden ser empleados en otro tipo de negocios sin problema. Todo dependerá de la creatividad de los administradores y de las limitaciones de cada empresa.

Lo que es evidente es que pueden mejorar los sistemas de colas de cualquier sector, independientemente del producto o servicio que se ofrezca.

En resumen, los avisadores de clientes y botones inalámbricos son el siguiente paso en la evolución de la gestión de colas y clientes. Su versatilidad abre un amplio abanico de posibilidades a los emprendedores para que marquen la diferencia entre sus negocios y los de los demás, al mismo tiempo que se facilita el trabajo a los empleados y la experiencia a los clientes.